Despiertas un día y te das cuenta que esas pequeñas entradas están creciendo cada vez más y no tienes ni idea de por qué. En MAN Medical queremos ayudarte y es por eso que hoy te vamos a hablar sobre la caída de cabello masculina, cuáles son sus orígenes, que causas y síntomas se presentan, qué tipos de alopecia existen así como tratamientos para ello.

Orígenes de la caída del cabello

Para saber el origen del término “alopecia” deberemos hacer un pequeño viaje en el tiempo y remontarnos a principios del siglo XX donde un renombrado dermatólogo francés llamado Raymond Sabouraud quiso buscar un vocablo adecuado con el que describir la caída de pelo tan anormal que padecían algunos de los pacientes que visitaba.

Tras mucho pensar y buscar, se decantó por el término griego “alopekía”, que se utilizaba en la antigüedad para referirse al proceso por el cual a los zorros se les caía y cambiaba el pelo en un periodo de dos veces al año (sin que, por aquel entonces, tuvieran una explicación del porqué les sucedía).

Posteriormente, el término alopecia fue apropiado por la comunidad médica para designar a lo que hoy en día conocemos como “la caída o pérdida excesiva o anormal de pelo, patológica o fisiológica, parcial o total, localizada o generalizada, temporal o definitiva, cualquiera que sea su causa, en zonas o regiones que de forma habitual lo tienen”.

Las causas de la caída del pelo

La caída de pelo en exceso es un problema que afecta principalmente a hombres, pero que también puede afectar a mujeres y niños. Normalmente puede presentarse gradualmente y puede suceder por parches o generalizada (difusa).

Las personas pierden aproximadamente entre 50 y 100 pelos de la cabeza todos los días.

Algunas de las causas más frecuentes que provocan la caída del pelo son:

– Hereditaria o por la edad:

Los hombres y mujeres tienden a perder cantidad y grosor de cabello con la edad. Esta calvicie no es causada por ninguna enfermedad. Está relacionada con el envejecimiento, la genética y cambios en la hormona testosterona. La calvicie hereditaria o de patrón afecta mucho más a los hombres que a las mujeres. La caída del cabello masculina puede suceder en cualquier momento después de la pubertad. Al menos un 80% de todos los hombres muestra señales de calvicie a partir de los 70 años de edad.

– Estrés físico o emocional:

El tipo de caída de pelo que deriva del estrés físico y emocional se llama efluvio telógeno, un problema por el que un estrés excesivo provoca que los folículos pilosos del cuero cabelludo comiencen un periodo de reposo. Como consecuencia, el pelo se empieza a caer, lo que causa que la cabellera claree, y, en ocasiones, de forma más evidente en algunas zonas determinadas del cuero cabelludo.

“El folículo piloso tiene su propio ciclo vital: fase de crecimiento, de transición, de reposo y de expulsión”, explica la doctora Julia Tzu, especialista en dermatología, fundadora y directora médica de la clínica Wall Street Dermatology. El estrés altera el porcentaje de pelos que se encuentran en la fase de crecimiento y los sitúa en la fase telógena o de reposo.

El estrés físico o emocional puede causar la pérdida de cabello de la mitad y hasta tres cuartos del cuero cabelludo. El cabello tiende a caerse en mechones mientras se aplica un champú, se peina o se pasan las manos a través del pelo. Es posible que no notes esto durante semanas o meses después del episodio de estrés. La muda de cabello disminuirá durante 6 a 8 meses. El efluvio telógeno generalmente es temporal. Pero puede volverse prolongado (crónico).

Las causas de este tipo de caída del cabello son:

  • Fiebre alta o infección grave
  • Parto
  • Cirugía mayor, enfermedad grave, sangrado súbito
  • Estrés emocional intenso
  • Dietas drásticas, especialmente las que no contienen suficiente proteína
  • Fármacos, incluso retinoides, pastillas anticonceptivas, betabloqueadores, bloqueadores de los canales del calcio, ciertos antidepresivos, AINE (incluyendo ibuprofeno)
  • Algunas mujeres de 30 a 60 años pueden notar un adelgazamiento del cabello que afecta todo el cuero cabelludo. La pérdida de cabello puede ser abundante al principio, y luego disminuye o se detiene de manera gradual. No existe ninguna causa conocida para este tipo de efluvio telógeno.

– Otras causas:

Otras causas de la pérdida de cabello, especialmente si es un patrón inusual incluyen:

  • Alopecia areata (parches de calvicie que se dan en el cuero cabelludo, la barba y posiblemente las cejas; las pestañas también se pueden caer)
  • Anemia
  • Enfermedades tiroideas
  • Hábitos nerviosos como arrancarse el cabello continuamente o frotarse el cuero cabelludo
  • Radioterapia
  • Tiña de la cabeza (tiña del cuero cabelludo)
  • Tumor del ovario o de las glándulas suprarrenales
  • Trastornos autoinmunitarios como el lupus
  • Quemaduras
  • Ciertas enfermedades infecciosas como la sífilis
  • Uso excesivo de champú y del secador
  • Cambios hormonales
  • Peinados que ponen demasiada tensión en los folículos del cabello
  • Infecciones bacterianas del cuero cabelludo

Entre los diferentes tipos de alopecia que se pueden presentan, encontramos la alopecia androgenética (masculina y femenina), cicatricial, areata y universal.

Tratamientos para la caída del pelo

Existen varios tratamientos eficaces para la caída del cabello los cuales disponemos en nuestras clínicas. Podrás revertir la caída del cabello, o al menos impedir su debilitamiento. En algunas enfermedades, como la caída del cabello irregular (alopecia areata), el cabello puede volver a crecer sin tratamiento en el plazo de un año.

Los tratamientos para la caída del cabello incluyen medicamentos y cirugías para promover el crecimiento del cabello y retrasar su caída.

Medicamentos para la caída del cabello

Si la pérdida de cabello es consecuencia de una enfermedad no diagnosticada, será necesario el tratamiento para esa enfermedad. Esto puede incluir medicamentos para reducir la inflamación e inhibir el sistema inmunitario, como la prednisona. Si un medicamento determinado causa la pérdida de cabello, es posible que el médico te aconseje interrumpirlo por al menos tres meses.

Existen medicamentos disponibles para tratar la calvicie en patrón (hereditaria). Entre algunas opciones se incluyen las siguientes:

Minoxidil (Rogaine)

Este es un medicamento de venta libre (sin receta) aprobado para hombres y mujeres. Viene en forma líquida o en espuma que se frota en el cuero cabelludo todos los días. Debes lavar las manos después de aplicarlo. Al principio es posible que pierdas cabellos como folículos capilares. Es posible que el cabello nuevo sea más corto y más delgado que el cabello anterior. Se necesitan al menos seis meses de tratamiento para prevenir más pérdida de cabello y para que vuelva a crecer el cabello. Debes continuar con la aplicación del medicamento para conservar los beneficios.

Entre los efectos secundarios posibles se incluyen irritación del cuero cabelludo, crecimiento de cabello no deseado en la piel cercana al rostro y las manos, y frecuencia cardíaca acelerada (taquicardia).

Finasteride (Propecia)

Este es un medicamento de venta bajo receta aprobado para hombres. Se toma todos los días en forma de píldora. Muchos hombres que toman finasteride presentan una disminución de la pérdida del cabello, y es posible que algunos presenten crecimiento de cabellos nuevos. Debes continuar con la toma del medicamento para conservar los beneficios. Es posible que el finasteride no funcione con la misma eficacia en hombres mayores de 60 años.

Entre los efectos secundarios poco frecuentes del finasteride se incluyen la disminución del deseo sexual y de la función sexual, y el aumento del riesgo de presentar cáncer de próstata. Las mujeres embarazadas o con probabilidad de estar embarazadas deben evitar el contacto con tabletas trituradas o rotas.

Otros tratamientos y medicamentos

Para evitar la caída del pelo, como tratamiento recomendamos:

  • Para hombres, una opción es el medicamento oral dutasteride. Para mujeres, el tratamiento puede incluir anticonceptivos orales y espironolactona.
  • Cirugía de trasplante capilar
  • Trasplante capilar para pérdida de cabello hereditaria
  • Trasplante capilar
  • En el tipo más común de pérdida permanente de cabello, solo se afecta la parte superior de la cabeza. Un trasplante de cabello o una cirugía de restauración capilar pueden ayudarte a aprovechar al máximo el cabello que te queda.

Durante el procedimiento de trasplante de cabello, un cirujano estético extrae pequeños parches de piel, cada uno con uno o varios pelos, de la parte posterior o lateral de tu cuero cabelludo. A veces, se toma una tira más grande de piel que contiene varios grupos de cabello. Luego, el médico implanta el cabello, folículo por folículo, en las secciones calvas.

Algunos médicos recomiendan usar minoxidil después del trasplante para ayudar a minimizar la pérdida de cabello. Es posible que necesites más de una cirugía para obtener el resultado que deseas. Con el tiempo, la pérdida de cabello hereditaria continuará avanzando a pesar de la cirugía.

Los procedimientos quirúrgicos para tratar la calvicie son costosos y pueden ser dolorosos. Entre los posibles riesgos se incluyen sangrado y cicatrices.

Terapia con láser

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó el uso de un dispositivo láser de bajo nivel como tratamiento para la pérdida de cabello hereditaria presente en hombres y mujeres. En algunos estudios pequeños, se ha demostrado que mejora la densidad del cabello. Se necesitan más estudios para demostrar los efectos a largo plazo.

Para la pérdida de cabello debido a una enfermedad (como la fiebre), radioterapia, uso de medicamentos o por otras causas, no se requiere tratamiento. El cabello crecerá nuevamente cuando la enfermedad haya cesado o se haya completado el tratamiento. Usted puede usar una peluca, un sombrero u otro recubrimiento hasta que el cabello crezca de nuevo.

Esperamos haberte ayudado, no olvides que nuestras asesoras capilares te atenderán para resolver cualquier duda que tengas.

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat