Además del envejecimiento, la genética o los cambios hormonales, existen ciertos factores de riesgo en nuestro día a día que, casi sin darnos cuenta, provocan la caída de pelo. Una mala alimentación o estados de ansiedad o estrés son algunos de los factores más comunes que influyen en la calvicie.

1. El sol afecta a tu pelo

Los extremos nunca son beneficiosos, con el sol pasa lo mismo. Dejar tu cabello expuesto de forma prolongada a los rayos ultravioletas puede provocar que se queme, se deshidrate, pierda color y se haga el pelo más frágil, cayéndose con más asiduidad. A esto además le sumamos, en época veraniega el efecto negativo del cloro en piscinas o la salitre del mar, que también afectan a la salud de tu pelo.

Usar gorros y protectores solares capilares son las mejores opciones, sobre todo en época veraniega, en la que las temperaturas son más elevadas. Mantendrás tu cabello mucho más hidratado y fuerte, evitando así la incipiente caída.

2. Tintes, recogidos o secadores

Hay quienes abusan continuamente de tintes en el pelo o de recogidos muy tensionados. Estos son dos factores de riesgo para nuestro cabello, ya que debilita el pelo y aumenta la posibilidad de caída. Por otro lado, el uso continuado de secador, plancha o tenacillas perjudica la salud de nuestro cabello. En caso de querer secar el pelo, es mejor hacerlo de forma natural con una toalla o hacerlo con secador a una temperatura media y aplicando previamente un protector específico contra los cambios de temperatura en el pelo.

3. Una alimentación con escasa vitamina A, B y C

Una alimentación variada es fundamental para mantener la salud capilar. Los expertos aseguran que las vitaminas A, B y C son esenciales para evitar la caída y mantener un pelo fuerte e hidratado. Incluye zanahorias, espinacas, huevos, legumbres o frutas como el kiwi y las naranjas en tu alimentación diaria, proporcionándote esas vitaminas y minerales tan necesarios para evitar la alopecia. El marisco es otro de los alimentos que además te aportarán minerales esenciales para la melanina del pelo como son el hierro o el zinc.

Por otro lado, los frutos secos como las nueces o las almendras te ofrecen una importante cantidad de omega 3, lo que estimulará el crecimiento natural del pelo y a mantenerlo más fuerte, evitando así la caída.

4. Fumar perjudica seriamente la salud… de tu pelo

La nicotina y el humo del tabaco son los grandes detractores de la salud en tu pelo. Por un lado, los expertos aseguran que la nicotina es una sustancia que entra en la sangre y afectando en el crecimiento del pelo. Mientras que, el humo del tabaco afecta directamente en el envejecimiento de nuestra piel, también en la del cuero cabelludo, además de que el propio humo deteriora el pelo en su aspecto más externo: sequedad y pérdida de color y de brillo natural.

5. El estrés o ansiedad 

Finalmente, sufrir un estado puntual de estrés o ansiedad es uno de los principales motivos de la caída de pelo en la actualidad. La falta de tiempo para uno mismo, el trabajo, la casa, la economía familiar… nos genera un cuadro de ansiedad y nerviosismo que afecta negativamente en la salud de nuestro pelo. Es lo que se conoce como alopecia nerviosa. Se trata de una afección que surge temporalmente, durante el tiempo que transcurra ese estado de ansiedad. Una vez superado este cuadro de estrés puntual, el pelo vuelve a crecer.

Si tienes cualquier tipo de duda o consulta sobre la caída de pelo o de algún tratamiento, no dudes en hablar con Man Medical. Te ofreceremos servicios para solucionar esos problemas de caída que tanto te preocupa. Visita nuestra clínica, déjanos tus datos a través de nuestro formulario o llámanos por teléfono, ¡la primera consulta es gratuita!

 

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat