Existe una eterna batalla entre la barba y el bigote y, en los últimos años, la barba ha sido la más elegida entre el público masculino.

Lucir un buen bigote en un momento en el que se llevan las caras bien rasuradas o las barbas, es una apuesta arriesgada además de original. Para saber más sobre el cuidado de la barba y el bigote te recomendamos leer el apartado de grooming MAN.

Pero esto podría estar a punto de cambiar, el bigote viene pisando fuerte este año, viene para quedarse y promete ser una de las tendencias que más se verá este año en el sector masculino.

A pesar de que son pocos los que se atreven con el bigote, ahora vuelve a ponerse de moda y el 2019 trae bigotes de todo tipo después de casi 10 años en los que la barba ha sido la reina por excelencia de la imagen masculina.

Es cierto que, a primera vista, el bigote parece algo muy antiguo, pasado de moda, o algo propio de tu padre o de tu abuelo. Pero, al igual que en el mundo de la moda todo vuelve, en el mundo de la imagen y la estética pasa algo parecido. El bigote vuelve a abrirse camino entre nosotros.

Durante los últimos meses son muchos los famosos que han optado por este look y eso ha hecho que el resto de los hombres se animen a probarlo en su propio rostro. Seguramente, estas celebrities se hayan inspirado de grandes hombres de décadas pasadas como Freddie Mercury, Chaplin, Dalí, entre otros. Hombres que destacaron por sus personalidades arrolladoras y que vieron en el bigote una forma de reflejar esas personalidades “diferentes”.

Predecir el futuro es algo imposible, y más en el mundo de la estética donde todo cambia, triunfa o desaparece de un día para otro.

En primer lugar, porque en la actualidad un día una tendencia es lo más y todo el mundo forma parte de ella y a la semana siguiente la gente parece cansada de ella y vuelve a sus viejas costumbres. En segundo lugar, porque por lo general cuesta salir de lo convencional, de la zona de confort y más cuando es nuestra imagen la que se puede ver afectada. Cuesta mucho arriesgarse a hacer un cambio de imagen porque solemos ser muy exigentes con nuestro aspecto.

Solo el tiempo nos dirá si el bigote no solo es una tendencia pasajera, sino que llega a nuestras vidas para quedarse y hacerle la competencia a la mítica barba. ¿Y tú que elijes?

WhatsApp chat