El blog para el hombre de hoy

Salud, cuidado y estética 

MAN>BLOG>Nutrición y obesidad>La obsesión por la comida sana: ortorexia

La obsesión por la comida sana: ortorexia

Si hablamos de obsesión por la comida, casi seguro que esto no sería lo primero que nos vendría a la cabeza. Pero sí, la obsesión por la comida sana existe y tiene un nombre: ortorexia. Si bien aún no existen estudios científicos concluyentes al respecto, cada vez se están detectando más casos de este tipo de trastorno alimentario. Al tratarse de “comida sana”, puede dar la impresión errónea de que no supone ningún problema, pero, como con casi todo en esta vida, ningún exceso es bueno. La ortorexia también comprende riesgos para la salud, así que vamos a profundizar en qué es y cómo podemos evitarla.

 

¿Qué es la ortorexia y cuáles son sus síntomas?

Descrito por primera vez en el año 2000 en el libro ‘Health Food Junkies’, del Dr. Steven Batman, el término ortorexia procede del griego ortho, justo, recto; y orexia, apetencia. Vendría a significar “apetito correcto” y hace referencia a una obsesión por una alimentación saludable que puede llegar a ser perjudicial para la salud física y mental. 

Estamos ante un tipo de trastorno obsesivo-compulsivo en el que quien lo padece aplica restricciones cada vez más radicales en la dieta hasta desarrollar un comportamiento patológico potencialmente perjudicial. Suele comenzar evitando ciertos alimentos, como los ricos en grasas, los procesados, los que contienen conservantes y colorantes, etc. Las restricciones van abarcando cada vez más tipos distintos de alimentos hasta que se suprimen todo tipo de grasas, la carne y otros grupos de alimentos que, si no se reemplazan adecuadamente, provocan un severo déficit nutricional. 

 

Características de la ortorexia: ¿Estoy sufriendo de obsesión por la comida sana?

Más allá del plano físico, la ortorexia, como todo comportamiento compulsivo, tiene una fuerte repercusión en la salud mental y emocional. En un principio, la búsqueda de una alimentación saludable no tiene nada de malo; más bien, todo lo contrario, como siempre insistimos en este blog. Sin embargo, cuando progresivamente la autoestima, la estabilidad emocional y gran parte del día a día de una persona comienza a orbitar en torno a la comida, estamos ante un problema serio.  

El diagnóstico no es sencillo, pues diferenciar cuándo se pasa de la filia por una alimentación sana a una obsesión no es fácil. No obstante, existen una serie de signos que pueden darnos una pista para identificar el problema:

  • Dedicar varias horas al día a pensar y planificar la dieta.
  • Preocuparse más por la calidad de los alimentos, que del placer de consumirlos.
  • Disminución de la calidad de vida, conforme aumenta la obsesión por los alimentos.
  • Sentimientos de culpabilidad cuando no se cumple con las convicciones dietéticas.
  • Aislamiento social provocado por el tipo de alimentación.
  • Otros comportamientos patológicos relacionados con la comida, como la forma de cocinarla, dónde y cómo comprarla, etc.

 

Diferencias de la ortorexia con otros trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

Si bien la ortorexia se puede considerar un trastorno de la conducta alimentaria (TCA) dado que afecta de pleno a los hábitos alimentarios de quien la sufre, guarda una gran diferencia respecto a los TCA tradicionales: en trastornos como la anorexia y la bulimia, la obsesión de la persona gira en torno a la “cantidad” de comida; mientras que en la ortorexia lo hace alrededor de la “calidad” de la misma. Además, las personas con ortorexia no tienen una visión distorsionada de su propia imagen (como también sucede con la vigorexia); no están obsesionadas con la pérdida de peso ni con su figura, sino con comer de forma absolutamente saludable para su organismo. 

 

Causas de la ortorexia

Como en todos los demás trastornos de alimentación y comportamiento, las causas de la ortorexia son múltiples y varían de una persona a otra. Son patologías en las que influyen los problemas de inseguridad y autoestima, el estado emocional, las experiencias vividas, el aprendizaje recibido, el entorno social y un largo etcétera. 

No obstante, sí podemos hablar de una serie de patrones comunes. Especialmente, en lo que se refiere al perfil prototípico: hablamos, sobre todo, de mujeres jóvenes (aunque también afecta a hombres) con un nivel adquisitivo medio-alto, deportistas de alto rendimiento y, cada vez más, adolescentes preocupados por su físico (un rango de población especialmente sensible a los complejos e inseguridades). Por supuesto, también influye en gran manera el bombardeo informativo sobre estilos de vida saludables, dietas sanas, alimentos “prohibidos” y perjudiciales; el culto a la imagen y la salud, así como la ingente cantidad de bulos y desinformación al respecto que circula por los medios, internet y las redes sociales. 

 

Consecuencias de la ortorexia: déficits nutricionales importantes

Tal y como ya comentábamos más arriba, la obsesión por la comida sana desemboca en problemas potencialmente graves para la salud física, el estado mental y emocional, y la vida social. Las principales consecuencias son las siguientes:

  • Consecuencias físicas: son las habituales de una alimentación inadecuada que no aporta todos los nutrientes necesarios: desnutrición, anemias, hipervitaminosis o, en su defecto, hipovitaminosis, carencias de oligoelementos, hipotensión y osteoporosis, etc.
  • Consecuencias psicológicas: tales como depresión, ansiedad, hipocondría, etc. En los casos más graves, las propias carencias nutritivas, como el déficit de vitamina B12, pueden llegar a incrementar el trastorno del comportamiento, provocando un círculo vicioso obsesivo-compulsivo.
  • Consecuencias sociales: la obsesión por la alimentación y la vergüenza que provoca puede llevar al aislamiento social de quien la sufre. 

 

¿Cómo se puede solucionar la ortorexia? Tratamiento para la obsesión por la comida sana

El principal y mayor consejo es acudir a un especialista que ayude a restablecer la relación con la comida. En fases más tempranas del problema, cuando podemos hablar más de una fijación que de una obsesión con la comida sana, esforzarse en diferenciar la voluntad de cuidarse con la obsesión puede contribuir a evitar que el asunto derive en un comportamiento patológico. El apoyo de familiares, amigos y personas cercanas, así como una adecuada información, representan importantes pilares de apoyo. No obstante, la verdadera solución pasa por asumir que existe un problema y buscar la ayuda profesional necesaria. Combatir la obsesión por la comida sana y recuperar una vida normal es posible, pero requiere la fuerza de voluntad de dar el paso. 

 

Es importante cuidar nuestra alimentación y nuestro físico, pero nunca debe convertirse en una obsesión. Si este punto llega, busca ayuda. Los especialistas en nutrición de MAN Medical Institute estamos aquí para ti, no dudes en llamarnos si lo necesitas. 

 

Recibe tu Diagnóstico Online Gratis sin moverte de casa

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Lo más leído

Categorías

Recibe tu Diagnóstico Online Gratis sin moverte de casa

Entradas relacionadas

Los 11 alimentos que te ayudarán a perder grasa

Cuando hablamos de perder peso, es habitual mencionar la importancia de controlar la alimentación y hacer ejercicio. Respecto al primer...
Leer más

Te presentamos al equipo médico de MAN Medical Institute

A lo largo de los posts de este blog hemos hablado de multitud de trucos y consejos de cuidado, de...
Leer más

Beneficios y riesgos de la manga gástrica

Alcanzado cierto nivel de exceso de peso, cuando el IMC (Índice de Masa Corporal) supera los 40, es cuando hablamos...
Leer más

Realiza tu Diagnóstico gratis

Al hacer clic aceptas la política de privacidad de MAN

¿Tienes dudas?

No esperes más para tomar la decisión que cambiará tu vida. Nuestro equipo de especialistas está a tu disposición para resolver todas tus preguntas.

Llámanos al 900 877 055

ESTÁS A UN PASO DEL CAMBIO QUE SIEMPRE HAS SOÑADO

Llama gratis al 910 791 781  o
¿te llamamos nosotros?

o te llamamos

Horario: L-V: 09:00-21:00h S: 10:00 – 21:00h

ESTÁS A UN PASO DEL CAMBIO QUE SIEMPRE HAS SOÑADO

Llama al 910 791 781 o
¿te llamamos nosotros?

o te llamamos

Horario: L-V: 09:00-21:00h S: 10:00 – 21:00h