Dejarse crecer la barba es una gran decisión y es una tendencia a la que muchos se han apuntado. Sin embargo, a lo largo del camino, pueden surgir varios problemas. Tanto si te estás dejando crecer la barba por primera vez como si has llevado barba durante muchos años, te vamos a contar una serie de errores que no deberías cometer con tu barba, ¡toma nota!

  1. No usar productos para su cuidado

Este es el mayor error que puedes cometer. Al igual que necesitamos cuidar el pelo de nuestra cabeza, debemos hacer lo mismo con nuestras barbas. Los principales productos y cuidados que mantendrán tu barba saludable y atractiva son el aceite para barba, el lavado y un peine para barba.

  1. No perfilarla

Muchos hombres no se recortan ni se afeitan hasta que visitan a su barbero, pero el cabello crece y se vuelve salvaje después de unas semanas y se ve desordenado. Perfilar la línea del cuello es uno de los elementos más importantes para que tu barba tenga un aspecto perfecto.

  1. Afeitarse a contrapelo

Si te afeitas en la dirección contraria al crecimiento de tu pelo es muy probable que termines con pequeños cortes y motas de sangre en la cara, siempre pasa el filo en la dirección en la que crece la barba.

  1. Utilizar máquinas baratas

Las cuchillas más baratas suelen tener menos filo y se oxidan muy pronto, dando unos resultados que dejan mucho que desear. Se recomienda invertir en una buena cuchilla, no solo para lucir un mejor aspecto sino para el cuidado de tu piel.

  1. Echarse mucho aftershave

Debes evitar este producto si tienes la piel sensible, ya que muchos contienen alcohol y podrían irritar tu piel. Utiliza productos naturales como el aloe vera u otros bálsamos.

  1. Dejarla crecer a lo loco

Incluso al principio, es necesario recortar tu barba. Después de aproximadamente un mes, si no la has recortado nunca, comenzará a verse desequilibrada ya que no todas las zonas crecen al mismo ritmo. Recortar las partes más largas ayudará a reducir su apariencia irregular, a medida que las áreas de crecimiento más lento las alcanzan.

  1. Lavarla demasiado

Idealmente, debes lavarla solo cuando sientas que lo necesita. Factores externos como el clima, la contaminación, etc. pueden requerir que la laves más a menudo que de costumbre, pero trata de no exagerar.

  1. Ser impaciente

Tu barba no va a crecer de la noche a la mañana. La espera puede ser frustrante y esto puede hacer que cometas errores, como quitarte la barba o pagar por productos que prometen una barba gruesa y completa en pocos días. La impaciencia no te servirá de nada. Espera al menos dos meses antes de tomar una decisión y ver resultados deseados.

  1. Toquetearla demasiado

Reconozcámoslo, es inevitable tocar, peinar y acariciarse la barba. Sin embargo, jugar o tirar de la barba de forma excesiva o agresiva puede poner mucho estrés en el folículo piloso, causando que se desprenda prematuramente.

  1. No peinarla lo suficiente

Pasar los dedos por la barba no tiene el mismo efecto que pasar un peine de dientes anchos. Incluso después de lavarla, puede haber partículas atrapadas que solo pueden retirarse al peinarse. Además, también es excelente para la salud de la barba: dispersa el aceite uniformemente y estimula los folículos, así como la piel que se encuentra debajo. Lo ideal es peinarse la barba después de cada lavado.

Ahora ya lo sabes, si eres un amante del vello facial y cuidas de tu barba debes hacer exactamente lo contrario a estos puntos. Para conocer la correcta manera para cuidar de tu barba pincha en el enlace ¿Cómo conseguir la barba perfect? y entérate de los mejores consejos así como en el enlace sobre los mejores productos para el cuidado de barba donde además te decimos algunos trucos que puedes añadir a tu rutina de grooming del día día, esperamos que te ayuden.

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat